Seleccionar página

Tercera serie de Netflix basada en un personaje de Marvel, y tercer éxito… con matices. Y digo con matices por diferentes cosas en el desarrollo de la temporada que no me acaban de cuadrar, si bien son aspectos que, en el conjunto de Luke Cage, podrían pasar por menores. O quizá debido al altísimo listón que habían marcado Daredevil (1) y, sobre todo, Jessica Jones, las expectativas que tenía puestas en el mayor héroe negro de la Marvel (2) no han llegado a cumplirse.

cartel

Cartel promocional.

En la parte positiva, tenemos una serie que hace un montón de guiños divertidísimos a los comics, desde el traje original y cutre de Luke Cage, o su nom de guerre Power Man, hasta el traje-disfraz de Diamondback, pasando por los intentos de convertir a Luke en un héroe de alquiler.

colter

Mike Colter, protagonista.

Gran acierto es que el reparto esté casi exclusivamente compuesto por actores de raza negra o latinos, como corresponde a una serie ambientada en Harlem. Los blancos brillan por su ausencia, y tan solo dos de ellos pueden ser considerados personajes fundamentales en la trama. Es decir, que adopta la blaxploitation en la que surgió el comic en 1971 y la adapta a un formato moderno. Este homenaje a los 70 también aparece en la música, la apariencia general o el atrezzo, una mixtura que no es ni vintage, ni cutre, ni revival; es, por así decirlo, una mirada a los 70 desde la actualidad, sin nostalgias ni revisitaciones.

orig

La imagen original de Power Man y la actual. Como un huevo a una castaña.

También hace un buen uso de algo que se ve desde hace un tiempo (2) en las producciones de ficción, el girl power. La serie se llama Luke Cage, de acuerdo, pero podría ser perfectamente Misty Knight, tal es el peso del personaje en ella. Por cierto, magníficamente interpretado por Simone Missick, con ese aire duro, independiente y seguro que siempre ha destilado Misty en los comics. Ganas tengo de verla repartir tortas con su compañera Colleen Wing (4)

claire

Spoiler: Se lían.

Y hablando de interpretaciones magníficas, Rosario Dawson cobra en Luke Cage un papel más importante si cabe que en las otras series. Como si un Nick Furia con jeringas se tratase, la enfermera Claire Temple despeja cualquier duda que pudiera haber aún sobre su papel como elemento amalgamador de los Defensores. Y Mahershala Ali, como Cottonmouth, simplemente devora la pantalla. Algo menos me gusta Erik LaRay Harvey, Diamondback, que le da a su personaje un punto excesivamente histriónico para mi gusto. Theo Rossi, uno de los blancos que decía, fenomenal. Alfre Woodard, la política corrupta de turno, impresionante a la hora de marcar la deriva de su personaje desde una postura más bien neutral-buena a una que, sencillamente, es de jefa del crimen.

Me olvido de alguien… ¡Ah, sí! De Mike Colter. Que resulta que es quien da vida a Luke Cage. Su físico es calcado al de las últimas versiones del personaje en comic, está lo suficientemente mazado como para que los guantazos que mete sean creíbles… Pero me resulta hierático a más no poder. No me parece especialmente expresivo en lo facial (5) y su postura corporal, que tiende en planos medios y generales a dejar los antebrazos ligeramente adelantados y tiesos con el puño cerrado… no me gusta. También es cierto que quizá mi impresión se deba a la magnífica interpretación del resto de actores. El caso es que, si bien no le daría un premio, por lo menos sí que lo asocio con el personaje, así que no diré que está mal elegido.

misty

Misty Knight. Más dura que una lluvia de hachas.

La banda sonora utilizada es muy buena. Una selección de jazz, funk, soul, algo de disco y  bastante rap, siendo un puntazo el tema que le dedica a Cage Method Man, Bulletproof love. La ambientación, escenarios, aspecto general del mundo y cosas por el estilo revelan un esfuerzo de producción mayúsculo. Nada que objetar en este aspecto. Al contrario.

Además, es la serie de Netflix-Marvel en la que más se hilvana la continuidad y la ligazón de un universo compartido, con referencias al diablo de la Cocina del Infierno, a la investigadora con un pasado problemático y al tipo de la calavera en el chaleco. Además de a la batalla de la película de Los vengadores. En ese aspecto, también es divertido para el fan y le da la sensación de estar viendo un gigantesco comic en movimiento.

Pero. Peeeeero… mi gran objeción tiene que ver con lo que más valoro en cualquier creación audiovisual o literaria: el argumento. No es malo. No lo es. El problema, creo, tiene que ver con algo ya mencionado, es decir, que el guión de Daredevil y Jessica Jones es soberbio, mientras que en Luke Cage, para mi gusto, no pasa de divertido. Esto no es malo en sí, no digo eso. Es, simplemente, que me parece la más floja de las tres series (6). No es porque me haya subido al carro del gusto por lo oscuro en los superhéroes que inauguró Burton con Batman y revitalizó Nolan con el mismo personaje. Me gustan las obras de superhéroes felizonas y optimistas. De hecho, la corrupción política, la pobreza y marginación, la dureza de los bajos fondos, están representadas en la serie. No ahonda en ellas, pero tampoco le hace falta, porque su mensaje principal es todo lo contrario al pesimismo: Luke Cage encarna al tipo del barrio, el humano normal y corriente (7) que lucha por sobrevivir y quiere, con un código ético, que el mundo alrededor suyo sea bueno y justo.

Eso es, en definitiva, lo que plantea Luke Cage: luchar, rebelarse contra el mal es una tarea del hombre y la mujer común.


1: Sobre todo, su primera temporada; la segunda, aunque ha hecho que mi parte más comiquera salte de entusiasmo, el alejamiento del realismo visceral (¡Ejem! Todo lo realista que puede ser una serie de superhéroes) me dejó un poco chafado.

2: Con permiso de Pantera Negra.

3: Por fortuna.

4: Que sale en un huevo de pascua casi al final de la temporada.

5: Esto podría ser porque quiere darle al personaje una expresión acorde a su carácter de piel antibalas, un duro que no veas con la consistencia del hormigón armado, no sé.

6: Por seguir con superhéroes, me parece también inferior a Supergirl, pero superior a Arrow o Flash.

7: De acuerdo, tiene poderes. No es normal y corriente…