Seleccionar página

portadafinal.png

El pasado 23 de abril finalizó el plazo de recepción de textos para el concurso que organicé y cuyo premio consistía en un ejemplar dedicado de mi novela de fantasía La sombra dorada. La pequeña comunidad de lectores de este blog y seguidores de twitter respondió con ganas y, sobre todo, con enorme talento, y sus textos han provocado a quienes los hemos leído y juzgado escalofríos, sonrisas y, sobre todo, nos han hecho pasar un rato muy, pero que muy agradable.

Han sido diez textos que, desde luego, tengo que mencionar, dando las gracias a las personas que decidieron participar por su tiempo y sus palabras escritas. Por orden alfabético de títulos de los textos (indico también el enlace a sus respectivos blogs o webs y, faltaría más, recomiendo su visita), se presentaron:

Bajo la marca (Blog), delicado poema sobre el destino de héroes y heroínas en mundos mágicos, con cierto gusto a cierto mago muy famoso creado por una autora británica muy, pero que muy exitosa.

Bellota contra dragón (Blog), soneto dedicado a la memoria de Tolkien y, más concretamente, a la confrontación bajo la montaña de Bilbo y Smaug.

Dicen (Blog), donde una carga valerosa y suicida de caballería parece ser la única forma de mantener a salvo el mundo. Las referencias germanas y niponas son impagables.

Duna (Blog), primer capítulo, pero de lectura independiente, que el autor está desarrollando en su blog de una historia con muy buena pinta, un texto con diálogos bruscos y crudos que dejan entrever un mundo cruel y salvaje.

El invierno de sangre (Blog), magnífica recreación del mito licántropo en un mundo que se agota y cuyo ocaso está provocando que los protagonistas vivan su propio declinar.

El secreto de la aldea (Blog), narrada en primera persona, se inserta con bastante tino en La sombra dorada, al reflejar los últimos pensamientos conscientes de una víctima que pasa a formar parte de la hueste de Abaven, el asesino dios de oro.

Filäes y Floris (Web), una prosa delicada que narra acontecimientos desde la distancia, de modo épico pero impregnado de la delicadeza lirica que abunda en Tolkien.

La brújula de Seol (Blog), estupenda vuelta de tuerca a la prueba iniciática, al reto del protagonista, que remite a obras tan seminales de la fantasía como las aventuras de Conan como ladrón de templos.

Premonición (Blog), crudo y visceral, el texto no tiene ningún miramiento a la hora de reflejar la violencia de una batalla, los diálogos groseros de los combatientes y una escena final de violación… que remite a la profecía realizada antes del inicio del texto y mencionada con desprecio por el protagonista, que no puede huir de su aciago destino.

Sin título (Blog), estupenda recreación de una batalla a muerte entre aliados a la fuerza, rodeados y sobrepasados en número, contada en tiempo presente con un pulso frenético y ritmo endiablado que solo queda roto en la última frase, en la reflexión final.

Y ahora, por supuesto, toca decir a quién ha otorgado el jurado el premio. Pero, antes de nada, señalar que da una terrible pena tener que elegir entre uno de los textos, porque la calidad en todos ellos es más que suficiente como para ser ganador. Flaco consuelo puede ser, pero he decidido que serán dos los ejemplares dedicados de La sombra dorada los que remitiré y, tras consultarlo con quienes me han ayudado en la tarea, se decide otorgar a estos relatos:

Premonición

La brújula de Seol

Me pondré en breves en contacto con las ganadoras para el envío del libro. ¡Felicidades!

Una vez más, agradezco a tod@s vuestra participación, de todo corazón.

Y, por último, para celebrar el nivel de los textos presentados, indicaros que este jueves 27 y viernes 28 de abril, mi novela La sombra dorada se podrá obtener gratis en Amazon Kindle (1), así que ya sabéis: descargadla, que no cuesta nada, y me ayudaréis con un simple click en la web de Amazon.

¡Gracias!


1: Si alguien no tiene Kindle, no le gusta Amazon o tiene cualquier otro motivo por el que no pueda hacerse con ella, pero quiera, que me escriba sin dudar un correo a lordalce@gmail.com, para que le envíe un formato electrónico en la que poder leerla.