Seleccionar página

Érase una vez un cráter

ÉRASE UNA VEZ UN CRÁTER Érase una vez un cráter y un hombre mayor caminando por su perímetro vallado. El hombre paseaba con tranquilidad, mirando al frente; al lado, un niño de unos diez años, que a duras penas seguía el ritmo ágil con que caminaba su abuelo. Había...